16 dic. 2013

TEXTIL DESPIDIÓ EL AÑO CON DERROTA

Perdió con un rival que una vez que acertó el primer gol lo dominó a voluntad. El “algodonero”dejó pasar la chance como local de cerrar el 2013 como único puntero de la Zona 8. Pese a sus altibajos se mantiene en puestos de clasificación.

Textil Mandiyú dejó pasar la oportunidad de terminar el año como único puntero de la Zona 8 del torneo Argentino B. Arrancó bien el partido ante Atlético Paraná, con la posesión del balón y muy buenas intenciones. Sin embargo, una vez que el elenco entrerriano acertó el primer gol, en un  magistral contragolpe, después de eso el local se vino abajo, se desplomó anímica y futbolísticamente, y terminó cayendo por 3 a 1 en uno de los cotejos correspondientes a la 13º jornada de la fase regular. Para la visita, el triunfo significó escalar hasta el primer puesto, ubicación que comparte con Ferroviario y Huracán de Goya, todos con 24 unidades.
El encuentro de ayer era la chance de reinventarse para los conducidos por Ariel Medina, que en las últimas jornadas venían acumulando resultados negativos, más allá de la goleada 5-1 al colista Central Goya. Se trataba del último juego del año, ante un rival directo como Atlético, en casa, y con el plus de irse a las fiestas con la exclusividad en el liderazgo de la zona, de conseguir un triunfo sobre los entrerrianos. También era una victoria necesaria para  desechar por tierra los rumores de cambio de mando en el banco “algodonero” (el miércoles estuvo presente Daniel Cravero observando la eliminación de Textil en la Copa Argentina y ayer dos emisarios del “Chango” asistieron al estadio de Huracán Corrientes).
Al margen de estas especulaciones, arrancó bien el local, con la pelota en sus pies y Gonzalo Saucedo como voz de mando en la mitad de cancha, buscando congeniar con Aldo Araujo (mediocampista libre, siempre movedizo) y el brasileño Francisco De Souza, algo más recostado por el sector derecho del campo de juego. Tocaba de un lado al otro el “algodonero” y al comienzo resultaba hasta estéticamente agradable a los ojos la sana intención del anfitrión. Pero los minutos comenzaron a transcurrir y el “toqueteo” no encontraba la profundidad necesaria para derribar la muralla defensiva de Atlético Paraná, que por aquellos minutos sólo se dedicaba a defender su arco. Saucedo cada vez se encontró más solo, no tuvo el apoyo de Claudio Santa Cruz, más bien adelantado e inconexo. Y Araujo y De Souza no podían resquebrajar la fortaleza física de los defensores entrerrianos; para colmo Sergio Cortés y Gustavo Suárez no entraban en el circuito de juego futbolístico y así resultaría muy difícil poder convertir.
Iban 33 minutos cuando por primera vez se animó el visitante y descubrió que fue muy sencillo llegar con peligro hasta el área rival. David Dri con un largo envió asistió a Franco Chavarini, que bajó la pelota para Maximiliano Piriz, y este, con un remate arrinconado exigió a Federico Taborda. Fue un alerta, un anticipo de lo que aconteció a los 45 minutos, cuando el local perdió una pelota en ataque y falló en el retroceso defensivo,  para sucumbir ante una impecable contra de Atlético, que se desprendió con Pablo Vercelino por la banda derecha, y tras centro de este, con un cabezazo cruzado de Piriz, que llegaba con envión desde atrás, marcó el 1 a 0, con el que se fueron al descanso.
Lo que vino después del entretiempo fue la confirmación de la fragilidad actual del “algodonero”, que perdió por completo la brújula del partido y fue presa de un Atlético que vislumbrando esto se animó a más y logró anotar otros dos goles.
A los 16 minutos, Piriz recogió un regalito recostado por la izquierda del ataque, y tras librarse de Guillermo Gómez, con tiro esquinado venció a Taborda y selló el 2 a 0.
Creció la figura de Piriz, que terminó siendo una pesadilla para los defensores “algodoneros”, y tuvo un tiro más, que pasó cerca del poste izquierdo del arco de Taborda. Hasta que Edgardo Cervilla decidió sustituirlo por Adriel Bullay.
Medina también realizó algunas variantes: mandó a Antonio Mercado por Saucedo (entretiempo), un cambio discutible ya que “Chicho” había sido de lo mejor en el primer tiempo. Luego fue el turno de Manuel Sáez por Iván Valente, diseñando una defensa con tres hombres y sumando un jugador más al ataque, hasta que finalmente hizo ingresar a Gerónimo Vallejos por Cortés (deslucido).
Pero Textil Mandiyú no pudo recuperarse de los golpes recibidos y terminó sufriendo un gol más en su contra, a los 33 minutos, cuando Bullay encaró hasta el final de la cancha por la derecha, y envió un centro largo, al que llegó Matías Benítez y con una volea de zurda, que terminó junto al poste derecho de Taborda, liquidó el pleito 3 a 0. Más tarde llegó el descuento de Mercado de penal. Figurativo para las estadísticas, un gol que no pudo disimular el mal segundo tiempo de Textil Mandiyú, que se va al receso de  fin de año inmerso en interrogantes, aunque con la matemática de su lado, ya que pese a este mal momento, hoy por hoy está a dos unidades de la cima de la Zona 8.
El Litoral

RESULTADOS
FECHA 13
DEPORTIVO CURUPAY 1-4 SPORTIVO FERROVIARIO
TEXTIL MANDIYÚ 1-3 ATLÉTICO PARANÁ
VIALE FBC 1-1 CENTRAL GOYA
BELGRANO 1-1 COLEGIALES
ACHIRENSE 0-0 HURACÁN FC

FECHA 14 (2014)
Central Goya (Goya) - Dep. Curupay (Corrientes)
Atl. Paraná (Entre Rios) - Viale FBC (María Grande)
Sp. Ferroviario (Corrientes) - Achirense (Colón)
Colegiales (Concordia) - Textil Mandiyú (Corrientes)
Huracán FC (Goya) - Belgrano (Paraná)


No hay comentarios: