12 nov. 2013

BOCA UNIDOS EMPATÓ CON ALMIRANTE

El equipo correntino sumó su tercer empate consecutivo al igualar anoche sin goles ante Almirante Brown, que sorprendió en el primer tiempo quitándole la pelota al local. En el complemento el “aurirrojo” reaccionó, pero ya no pudo quebrar el cero a cero.
Boca Unidos volvió a las andadas. Tras los dos triunfos en fila (Villa San Carlos y Sarmiento), el equipo regresó a los empates, sumando anoche el tercero consecutivo, al igualar 0 a 0 ante Almirante Brown, por la 17ma. fecha del torneo de fútbol de la Primera B Nacional.  
El encuentro tuvo dos etapas bien definidas, con la visita quitándole la pelota a un conjunto correntino que no podía hacer pie en mitad de cancha, agigantando la figura de Martínez Gullota, que clausuró su arco; mientras que en el complemento, a partir de un par de cambios introducidos, el manejo del juego pasó en poder del local, apareciendo entonces el golero Cacace para evitar la caída de su valla.
Reuniendo a mucha gente en el medio y presionando sobre la salida, tratando de forzar un error en el fondo a través de jugadores “livianitos”, planteó el juego el técnico de Almirante Brown, Héctor Rivoira.
Y a poco de iniciarse el partido, ese esquema a punto estuvo de darle satisfacciones, ya que Maldonado falló en un despeje, y la pelota le quedó servida en bandeja a Nadaya, que encaró solitariamente, y Martínez Gullotta se quedó con el primer mano a mano ante el delantero.
Boca Unidos contestó cuando Toledo se llevó a la rastra, a pura potencia, a los centrales rivales, pero su potente centro no encontró ningún destinatario.
Daba la sensación de que el negocio del “aurirrojo” estaba por allí, encarando a una defensa que mostraba muchas dudas. Enseguida Benítez sacó provecho de un lateral que rápidamente lo hizo Baroni para el “zurdo”, que le ganó a Carballo, para ingresar al área y meter un centro bajo que terminó rechazando al tiro de esquina Ibars.
Almirante logró rápidamente terminar con la paciencia del local, que comenzó a jugar al pelotazo largo casi como único recurso, salteando líneas, siendo presa fácil tanto Toledo como Estévez de los marcadores rivales.
Paulatinamente la visita fue ganando la pulseada en mitad de cancha y animándose a más, a tal punto que a través de Giménez, Grahl y Canelo comenzaron a encontrarse más seguido, sufriéndolo Boca Unidos, sorprendido con esa ambición de “La fragata”.
La visita se aproximó primero con un par de remates de media distancia y luego a través de jugadas más elaboradas, como cuando la tocaron entre varios en el límite del área, cediendo Nadaya para el ingreso por derecha de Presedo, quien adelantó unos metros la pelota, permitiendo el anticipo de un atento Martínez Gullotta.
El comienzo del complemento no fue diferente, con Almirante “agrandadito”, manejando la pelota y Boca Unidos metido atrás, casi jugando de contraataque, a pesar de ser local.
Buscando aprovechar el adelantamiento del rival y a la vez equilibrar el juego en mitad de la cancha, Ubeda hizo un doble cambio, ingresando Lucas Oviedo por Pérez y Gonzalo Ríos en lugar de Toledo.
De esta manera el local quedó con tres hombres abajo (Baroni como stopper por derecha), cuatro volantes (bajó Raymonda), un enganche (Oviedo), manteniendo a dos delanteros netos.
Enseguida las variantes dieron sus réditos, porque Boca Unidos pasó de dominado a dominador, comenzándose a jugar seguido en terreno visitante.
La velocidad del “Pipa” Estévez y Ríos comenzó a desequilibrar defensivamente a un ordenado Almirante. Y fue el chaqueño que estuvo dos veces cerca de marcar, con dos tremendos zapatazos desde afuera del área que Cacace desvió al tiro de esquina de manera brillante.
El “mirasol” buscó entonces de contra, pero ya no tuvo el volumen de juego ni la peligrosidad del primer tiempo, salvo algunos desbordes de Presedo por derecha; mientras que el “aurirrojo” fue con todo en busca del desequilibrio, pero sin conseguir vulnerar el arco rival.
En una de las últimas acciones, un centro “envenenado” de Danelón fue desviado al corner por Ibars, cuando por detrás ingresaba Ríos para empujarla de frente al arco.
Fue nomás empate, que a la larga premia o castiga por igual a dos equipos que hicieron los méritos necesarios -cada uno en su tiempo- para ganar, pero carecieron de eficacia para convertir.
Para Boca Unidos, de local el punto a esta altura del campeonato no sirve, habiendo dejado en esta condición pasar muchas posibilidades, lo que condiciona al equipo para seguir habitando de la mitad de la cancha hacia atrás en la tabla de posiciones.

BOCA UNIDOS 0-0 ALMIRANTE BROWN
BROWN 1-2 CRUCERO DEL NORTE

Goles: No hubo
Cambios: ST 15' Lucas Oviedo por Pérez (BU) y Gonzalo Ríos por Toledo (BU); 24' Germán Basualdo por Giménez (AB); 32' Carlos Arriola por Benítez (BU); 37' Rodrigo Aillapán por Canelo (AB) y 41' Diego Ceballos por Nadaya (AB).
Estadio: “José A. Romero Feris” (Club Huracán Corrientes)
Arbitro: Fernando Espinoza
Público: 2.500 espectadores, aproximadamente.
El Litoral

No hay comentarios: