13 oct. 2013

BOCA UNIDOS VISITA A BANFIELD EN EL SUR


El equipo correntino tendrá un duro desafío esta tarde, cuando visite en el Florencio Sola al puntero del campeonato. Tres cambios introducirá en el equipo “aurirrojo” Claudio Ubeda, quien dejó fuera de la delegación a Cristian Núñez.

Una complicada incursión por territorio bonaerense realizará Boca Unidos esta tarde para visitar a Banfield, puntero del campeonato y firme candidato a uno de los tres ascensos a Primera División.

El encuentro que correspondiente a la duodécima fecha del torneo de fútbol de la Primera B Nacional, se disputará desde las 16, en el estadio “Florencio Sola”, y contará con televisación en directo y el contralor de Pablo Díaz.

Un choque entre dos presentes disímiles será el que se vivirá hoy en el sur del Gran Buenos Aires.

Por un lado estará un Boca Unidos que no pierde desde hace seis fechas, pero que sobre un total de 33 puntos en disputa obtuvo 11, con un 33.33 por ciento de eficacia, ya que ganó un solo encuentro. “Muy pobre para un equipo que quiere tener pretensiones”, como lo señaló en la semana su presidente, Alfredo Schweizer.

Enfrente estará un Banfield que saltó a la punta tras la caída de Defensa y Justicia ante Talleres de Córdoba, el lunes pasado. El “taladro” suma 26 unidades, producto de ocho triunfos -la misma cantidad de empates que los correntinos- dos pardas y apenas una derrota.

Mientras que al “aurirrojo” le cuesta horrores llegar con peligro al área de enfrente y a su vez marcar las pocas oportunidades que tiene, Banfield es un canto a la dinámica ofensiva y la efectividad. Cosecha 21 goles, diecisiete de los cuales fueron aportados por su tridente ofensivo: Ricardo Noir (3), Andrés Chávez (goleador del torneo con 9) y el paraguayo Santiago Salcedo (5).

Para este compromiso, el técnico del conjunto correntino introducirá tres variantes tácticas respecto del equipo que salió a la cancha ante Huracán (0-0). En la defensa ingresará Alexis Danelón por Alan Pérez; mientras que en mitad de cancha, Raúl Estévez entrará por Gonzalo Ríos y Jonathan Benítez lo hará en lugar de Lucas Oviedo.

Claro que los cambios siguen siendo de nombres, ya que Ubeda se aferra a un sistema táctico 4-4-1-1 que está visto no le ha dado resultados, ya que los jugadores demuestran en la cancha no sentirse cómodos con ese dispositivo aplicado.

Hoy, por ejemplo, el “Pipa” jugará “a media agua”, porque será el extremo por derecha, con la diferencia que el ex Racing, Boca, entre otros, no tiene el oficio de hacer la banda, debido a que siempre fue delantero.

Por eso, quizás, Ubeda decidió el ingreso de Danelón, para que sea uno de los defensores más adelantados y pueda cubrirle las espaldas al “Pipa”.

Así también, Guillermo Israilevich arrancará por el centro de la mitad de la cancha, como una especie de “falso doble cinco”, mientras que Benítez se moverá como extremo izquierdo, y toda la responsabilidad del quite en mitad de cancha estará reservada a Diego Sánchez Paredes, que tendrá que hacer un gasto importante como ante Huracán.

De mitad de cancha hacia arriba, el entrenador volverá a confiar en Santiago Raymonda, esta vez como “enganche” y en Alejandro Toledo como delantero neto, con la particularidad que para este compromiso, Ubeda dejó afuera de los citados a uno de los máximos referentes del equipo, Cristian Núñez.

En el “taladro”, Almeyda realizará un cambio obligado en el fondo, ya que Gustavo Toledo no se recuperó de un cuadro gripal, por lo que le dejará la posición de stopper por derecha -juega con tres en defensa- a Gonzalo Bettini.

A pesar de ganar su anterior encuentro en Adrogué, Banfield fue superado en gran parte del juego por el Brown de Pablo Vico, que hizo del arquero Bologna una de las figuras del encuentro. Un partido que seguramente Ubeda lo repasó durante la semana para ver las debilidades del puntero del torneo.

Con el 25 por ciento del certamen que ya quedó atrás, Boca Unidos necesita probar que puede y tiene con qué enfrentar a equipos como Banfield, para comenzar a levantar un rendimiento que preocupa a todos.
El desafío aparece como difícil, aunque en el fútbol todo es posible. Llegó el momento de mostrar el temple y la categoría de un plantel que está para más.

Ventaja
En los dos partidos que jugaron en el historial, Banfield todavía no ganó ni marcó goles. El primero fue 2-0 para Boca Unidos y el segundo 0-0.

El Litoral

No hay comentarios: