28 ago. 2013

SIGUEN LAS BAJAS EN TEXTIL

A menos de un mes para el inicio del torneo Argentino B, certamen del Consejo Federal de la AFA -en el que según se anunció desde el equipo “algodonero” el único objetivo es lograr el ascenso al Argentino A-, Textil Mandiyú confirmó la baja del volante central Federico Mociulsky, quien se sumó al alejamiento del otro 5, Gustavo Villalba.

Luego de la “novela mediática” en la que se transformó el duro cruce verbal entre el jugador Gustavo Villalba y el presidente de Textil Mandiyú Jorge Abib, ahora se suma la salida sorpresiva del mediocampista “por cuestiones deportivas”.
Según dijo a época el jugador que venía de Argentino de Merlo, “me voy porque el entrenador (Ariel Medina) me dijo que no estoy entre las prioridades del equipo. Así que prefiero buscar mi lugar en otro lado donde tenga posibilidades concretas”, aseguró vía telefónica.
Al mismo tiempo expresó que su ida no se debe a cuestiones económicas, al igual que le sucedió a Gustavo Villalba. “Por suerte no está relacionado con eso, me quedo algunas horas más en Corrientes para poder cerrar mi vínculo con Textil Mandiyú y tratar de cobrar los días de agosto que me deben. Por eso no quiero hacer muchas declaraciones para no tener problemas, quiero cerrar el capítulo de la mejor manera”, comentó.
Ahora, tras las bajas que representan Villaba y Mociulsky -en el mismo sector central de la cancha- el DT chaqueño estaría abocado a la tarea de encontrar los reemplazantes, al margen de que ambos -según se dijo-supuestamente solamente tenían lugar entre los suplentes.
Según trascendió el entrenador ya tendría un par de jugadores en carpeta, en la semana se conocerá con mayor precisión dichos nombres para cubrir tales vacantes.
Mañana por la tarde, en el complejo de visitadores médicos, está pautado un cotejo amistoso con los chaqueños del Club Social y Deportivo Fontana, sumando otro partido preparatorio el sábado -en el mismo predio- pero en esta ocasión frente a Sportivo Patria de Formosa.
Ayer pese al intenso frío el grupo de jugadores inició sus actividades con una fuerte entrada en calor para luego continuar con partidos informales de corta duración en el complejo de fútbol cinco “Costa Sur”, espacio deportivo ubicado en la Costanera Sur capitalina.


LA SALIDA DE GUSTAVO VILLALBA
De mi parte es muy triste saber que -siendo tan poca plata- un tipo con tanto poder económico sea tan miserable y quiera sacarme el trabajo, el dinero con el que viven mis hijos.



A menos de un mes para el inicio del torneo Argentino B, certamen del Consejo Federal de la AFA -en el que según se anunció desde el equipo “algodonero” el único objetivo es lograr el ascenso al Argentino A-, Textil Mandiyú confirmó la baja del volante central Federico Mociulsky, quien se sumó al alejamiento del otro 5, Gustavo Villalba.
Luego de la “novela mediática” en la que se transformó el duro cruce verbal entre el jugador Gustavo Villalba y el presidente de Textil Mandiyú Jorge Abib, ahora se suma la salida sorpresiva del mediocampista “por cuestiones deportivas”.
Según dijo a época el jugador que venía de Argentino de Merlo, “me voy porque el entrenador (Ariel Medina) me dijo que no estoy entre las prioridades del equipo. Así que prefiero buscar mi lugar en otro lado donde tenga posibilidades concretas”, aseguró vía telefónica.
Al mismo tiempo expresó que su ida no se debe a cuestiones económicas, al igual que le sucedió a Gustavo Villalba. “Por suerte no está relacionado con eso, me quedo algunas horas más en Corrientes para poder cerrar mi vínculo con Textil Mandiyú y tratar de cobrar los días de agosto que me deben. Por eso no quiero hacer muchas declaraciones para no tener problemas, quiero cerrar el capítulo de la mejor manera”, comentó.
Ahora, tras las bajas que representan Villaba y Mociulsky -en el mismo sector central de la cancha- el DT chaqueño estaría abocado a la tarea de encontrar los reemplazantes, al margen de que ambos -según se dijo-supuestamente solamente tenían lugar entre los suplentes.
Según trascendió el entrenador ya tendría un par de jugadores en carpeta, en la semana se conocerá con mayor precisión dichos nombres para cubrir tales vacantes.
Mañana por la tarde, en el complejo de visitadores médicos, está pautado un cotejo amistoso con los chaqueños del Club Social y Deportivo Fontana, sumando otro partido preparatorio el sábado -en el mismo predio- pero en esta ocasión frente a Sportivo Patria de Formosa.
Ayer pese al intenso frío el grupo de jugadores inició sus actividades con una fuerte entrada en calor para luego continuar con partidos informales de corta duración en el complejo de fútbol cinco “Costa Sur”, espacio deportivo ubicado en la Costanera Sur capitalina.

Sin hablar de la diferencia de dinero, ¿cuántos días te pagaron? 

Empecé a entrenar el martes 23 a las 15:30 abajo del puente. Hasta el 31 son 9 días. Me pagaron entre 6 y 7 días, sin contar que no me abonaron el boleto de ida a Corrientes y -obvio- el de salida tampoco. Me crucé con un hincha de Mandiyú y me preguntaba ¿por tan poca plata se va?

“Creo que sea poca o mucha, era lo que me correspondía. De mi parte es muy triste saber que -siendo tan poca plata- un tipo con tanto poder económico sea tan miserable y quiera sacarme el trabajo, el dinero con el que viven mis hijos. Va más allá de las cantidades, es un tema de actitud. Yo cumplí con mi palabra, dije tal día estoy en Corrientes y así fue. Esa es mi bronca, porque dejé mis cosas en Buenos Aires, dejé de lado otras opciones, otros equipos y que este miserable te pague así da mucha bronca. Estoy muy tranquilo por cómo me manejé, de frente con quien tuve que hablar, lástima que del otro lado no fue así. Eso habla de lo cobarde que es. A mí me pagó un chico, un dirigente que está comenzando. No pude hablar con el presidente”.

-Estás muy enojado, ¿sentís que erraste en volver a Corrientes?

“Viendo cómo se desencadenó todo, sí. No es algo con Textil, porque ya estuve, con otra gente, y no tuve problemas. Es la primera vez que me pasa en una provincia que quiero mucho. Yo elegí este equipo, hice oídos sordos a las cosas que decían de este hombre. Confié en un proyecto. No quise asumir riesgos porque de esto vivo. No puedo permitir que una persona juegue con mi trabajo”.

-¿Te dolieron las declaraciones de Abib?

“Obviamente, porque antes de declarar me hubiera gustado que primero me pague. Pero negarme en la cara de la forma en que me negó, decir que comencé días posteriores a los que empecé es de un cinismo terrible. Decirme que no puedo reclamar nada porque el campeonato todavía no empezó, es una vergüenza. Los jugadores muchas veces somos responsables de que gente así esté en el fútbol porque le hace mal. Si bien el Argentino B no es un torneo profesional, nosotros somos los que tenemos que ser profesionales y tenemos que tratar con gente que esté a la altura de las circunstancias. Nosotros venimos de muy lejos a buscar laburo, a trabajar, que no nos paguen un centavo más, ni uno menos; sí el pactado. Pero cuando te encontrás con gente que no tiene palabra, suceden estas cosas. Por eso yo creo que en el fútbol tiene que haber gente de fútbol. Seguramente si a mí me preguntan de política, no voy a hablar porque no sé. Este hombre debe dedicarse a otras cosas, porque está muy lejos de saber lo que es esto y hace muy poquito que está en el fútbol, con pocos logros. Analizar la historia de Textil con Jorge Abib lo primero que se me viene a la mente es pocos logros y muchos problemas. Pero lamentablemente siguen pasando porque confiamos en esta clase de personas y él siempre tiene la razón”.

- ¿Hablaste con el entrenador Ariel Medina?

“Hablé el viernes, me acerqué a la práctica porque quería tener una charla de frente con él, manifestarle lo que creo. Se lo dije en la cara que me sentía solo, que no me sentía respaldado. Me dijo que me iba a defender, que confíe en él. Me ofrecí a dar un paso al costado porque antes que Gustavo Villalba está un club. Me dijo que no, que tendría una reunión con el presidente, pero ayer (por el domingo) me mandó un mensaje diciéndome que la relación con el presidente estaba rota, que era mejor dejar las cosas así. Todo es muy raro, pero le deseo lo mejor”.

- ¿Y ahora qué pensás hacer? 

“La realidad de haberme quedado era porque existía la chance de incorporarme a otro equipo, pero hoy -porque se dijeron muchas cosas-, la realidad es que hoy no tengo trabajo, están todos los equipos armados, los presupuestos cerrados. Me voy a Buenos Aires, a trabajar. A veces hay que seguir sus principios. Hay que tener dignidad. No me sobra el dinero, pero tampoco me gusta que me roben o que un personaje de estos me robe o me meta la mano en el bolsillo porque él me llamó para que venga. Hay que tratar que esta gente no esté más en el fútbol porque le hace mal”.

Diario Época

No hay comentarios: