19 ago. 2013

BOCA CAYÓ CONTRA EL HALCÓN DE VARELA

El equipo correntino cayó 2 a 0 ante Defensa y Justicia, que pegó dos veces al inicio del segundo tiempo y dejó sin reacción al “aurirrojo”, que además sufrió la expulsión de Gonzalo Ríos.

Aunque cuesta encontrarle alguna lógica, hay reductos que resultan inexpugnables para determinados equipos. El estadio “Norberto ‘Tito’ Tomaghello” parece ser uno de ellos para Boca Unidos, donde ayer volvió a tropezar, para caer por 2 a 0 ante el puntero, Defensa y Justicia, en un encuentro por la tercera fecha del torneo de fútbol de la Primera B Nacional.
Tras un primer tiempo que terminó con el marcador en blanco, el equipo correntino rifó el partido en un minuto, ya que a poco de comenzar el complemento el “Halcón” metió a través de Juárez y Lucero dos mazazos que prácticamente terminaron con la resistencia de Boca Unidos, que sigue sin poder ganar en el certamen.
A los dirigidos por Claudio Ubeda les costó esta vez hacerse de la tenencia de la pelota, y cada vez que la obtuvieron, por lo general no le supieron dar un buen destino.

Por contrapartida, siempre dio la sensación de que el local tuvo las riendas del juego, mostrándose firme en defensa, atento para la recuperación, principalmente a través de Juárez y Acevedo, para desequilibrar cada vez que tomaban la pelota los zurdos Camacho, por izquierda, y Gonzalo Díaz, recostado por derecha. Además de dos delanteros movedizos e incisivos como Lucero y Martínez.
El “Halcón” comenzó a arrimar peligro con un fuerte disparo de Díaz, que se fue desviado, mientras que después el que estuvo cerca fue el lateral Benítez, cuyo fortísimo remate se fue apenas ancho, tras la salida de una jugada con pelota parada que sorprendió a los jugadores del equipo correntino.
Cerca de un cuarto de hora duró el asedio de Defensa y Justicia ante un Boca Unidos que se recostaba cada vez más cerca de su área y que no podía cruzar la mitad de la cancha.
El equipo de la ribera supo capear el temporal en defensa, mientras que en ataque pudo llegar dos veces a inquietar el arco controlado por Pellegrino. En la primera, un cabezazo defectuoso de Escobar encontró a Baroni, que metió un frentazo que el arquero local tapó al tiro de esquina. Enseguida, una segunda jugada tras una pelota quieta tuvo nuevamente como protagonista al lateral izquierdo, quien recibió con una volea defectuosa en el área.
Ya en tiempo de descuento, Díaz le ganó a Maldonado por izquierda, metiendo un centro al primer palo que Lucero alcanzó a anticipar a Martínez Gullotta, terminando el cabezazo muy cerca del vertical derecho.
Fue un preanuncio de lo que ocurriría en el segundo capítulo, donde a poco de transitar llegaron los goles del encuentro. Primero Díaz fue a buscar a espaldas de Pérez, dejando atrás el cruce de Maldonado para meter un centro pasado que cabeceó de pique al suelo Juárez. El envío contó con la colaboración de Martínez Gullotta, quien reaccionó tarde, quizás tapado por sus mismos compañeros.
En la mente de los correntinos todavía estaban las imágenes de la conquista, lo que fue aprovechado por el local para golpear por segunda vez. Nueva escapada por izquierda, esta vez de Camacho, quien metió un centro al área que cayó entre Moisés y Baroni, para que Lucero, tirándose de “palomita”, cabecee a la red y ponga el 2-0.
El partido quedó liquidado, más allá de que faltaban cuarenta minutos, porque Boca Unidos no tuvo reacción para recuperarse de los dos mazazos, a pesar de los ingresos de Raymonda y “el Pipa” Estévez. El local siguió administrando la pelota, y hasta se dio el lujo de hacerla circular sin oposición, recibiendo el clásico ole de la tribuna.
Para colmo, Gonzalo Ríos, que había sido amonestado por protestar, cruzó a destiempo a Benítez, recibiendo la segunda tarjeta amarilla para dejar a su equipo con diez jugadores. Y ni siquiera el tiro del final le salió, cuando ya en tiempo de descuento, un centro encontró a Escobar sólo en el área, pero el cabezazo del volante se fue apenas desviado.
Fue derrota al fin de Boca Unidos, la primera del torneo en tres presentaciones, aunque lo preocupante es que el rendimiento del equipo hasta el momento fue de mayor a menor, si se tiene en cuenta el primer encuentro ante Ferro y lo que ofreció luego ante Independiente y Defensa y Justicia.
Pero más allá que el campeonato recién empieza, habrá que trabajar en la semana para ajustar errores y distracciones, teniendo en cuenta que la revancha está a la vuelta de la esquina, el próximo domingo, cuando reciba a Instituto en cancha de Huracán Corrientes.
El Litoral

No hay comentarios: