22 jul. 2013

GUSTAVO VILLALBA ES DE TEXTIL

A los 34 años, el ‘Uruguayo’ dice tener “las mismas ganas que a los 18” y se muestra “agradecido” por tener trabajo en el fútbol. Villalba pega la vuelta a Corrientes para jugar en Textil Mandiyú, el club que le abrió las puertas hace algunos años. Este martes estaría en Corrientes.

El volante central mencionó lo difícil que fue tomar la decisión porque “hace tres meses que jugué en Deportivo Mandiyú”, pero sabe que “es un profesional” y que debe mirar para adelante. En el pasado, “doloroso” está el descenso; y en el futuro una buena ilusión al llegar a un equipo que “se está armando bien”. Cuidado, pide “paciencia y tranquilidad”, reconociendo lo “sanguíneo del fútbol”.

Llegó ayer de Uruguay donde “fui a ver a mis hijos, tengo ganas de quedarme en Buenos Aires para visitar a los viejos y estar el martes allá, pero primero tengo que hablar con el presidente”, adelantó Villalba en sus primeras palabras.

La primera respuesta no fue sencilla, ya que allí habló de la forma en que se dio su llegada a Textil luego de haber jugado en Deportivo Mandiyú. El ‘Uruguayo’ contó que “esto viene de hace más de veinte días que venimos hablando con el presidente, que fue el primero que me llamó. Desde ahí venimos hablando, después se sumó la ida de Toresani, que había dado el visto bueno; después Ariel Medina también dio el okey para que vaya”.

Y agregó que “no fue fácil porque el fútbol es tan pasional y tan sanguíneo que sé que hay hinchas del Deportivo Mandiyú que a algunos les va a caer mal, otros no le darán importancia. En lo personal me costó, pero también la gente del Deportivo Mandiyú sabe que yo he entregado todo, no me guardé nada, y eso me hace dormir tranquilo”.

Claro que “también me pone contento que Textil me haya llamado, sabiendo que hace tres meses defendí los colores de Deportivo, y a partir de que me incorpore, voy a entregar todo”, dice sin dudar.

Volviendo sobre el tema, insistió en que “no fue fácil, lo pensé, pero duermo tranquilo porque siempre manifesté mi sentimiento para Deportivo Mandiyú, no voy a ser hipócrita, es un cariño muy especial el que tengo pero soy profesional y a partir que me incorpore voy a entregar todo por Textil”.

Al momento de hablar del entrenador, Villalba explicó que “con Ariel (Medina) tuve una charla el otro día, me comentó que -a su modo de ver- hay un buen equipo. Se mantuvo a algunos muchachos que son buenos jugadores, es una pena que se hayan ido otros, pero me entusiasmó mucho que Ariel es un técnico que conoce la categoría, a los jugadores que se está llevando, y eso habla de que se va a pelear arriba, es la idea, así que uno llega con las expectativas de estar a la altura de algo que, creo, se está armando bien”, dijo ilusionado.

El objetivo para Textil es el de siempre: el ascenso, aunque en las últimas temporadas no la ha pasado bien, más allá que en la 2012-13 fue protagonista y se quedó en las puertas de la clasificación.

Sobre eso, el volante central manifestó que “el ascenso es lo que vendría muy bien a la Provincia, otro ascenso más, sobre todo viendo que Chaco For Ever ha ascendido. No es fácil lograr un ascenso, es un torneo muy duro, va a ser un plantel largo. Después hay que apuntalarlo, hay que trabajar, ser profesional, no perder la cabeza cuando vengan resultados malos que el fútbol tiene esas cosas. Va a ser una temporada dura, pareja, y ojalá que se dé, que se pueda dar”.

Pide paciencia, tranquilidad, en un club donde su presidente es de tomar decisiones duras. Al respecto, con mucho tacto, dijo que no tiene “la suerte de conocer al presidente, lo voy a hacer cuando llegue. El fútbol es tan sanguíneo que a veces despierta todas esas cosas. Tenemos que tratar de tener, en los momentos malos y buenos, tranquilidad. De mi parte, antes de pedir calma y paciencia, es ir paso a paso”.
Corrientes Deportiva

No hay comentarios: