1 may. 2013

AUN QUEDA LA REVANCHA



Después de la derrota en Reconquista en el partido de ida, en el plantel "maderero" sobra la confianza para dar vuelta la histórica.
Quedan noventa minutos por delante para conocer si finalmente Curupay aprovecha la oportunidad histórica para dar el salto de categoría en el fútbol de ascenso. Está cerca de escribir la página más importante de su historia futbolera. Para eso tendrá que ganar el cotejo revancha ante Atlético Adelante. Y si no puede superar el escollo que representa el equipo santafesino, tendrá la oportunidad de cristalizar el objetivo en el repechaje, donde el ganador de esa llave será el tercer equipo en subir a la categoría del Argentino "B".
Después del juego de ida en Reconquista, donde Adelante se colocó un paso más arriba en la serie, algunos de los integrantes del plantel que orienta Pablo Suárez dejaron sus impresiones sobre el cotejo disputado.

EL TECNICO PABLO SIXTO SUAREZ
"Aún queda la revancha", fue una de las frases preferidas por los jugadores, como también admitió Hugo Herrera. En tanto el polifuncional Roberto Fleita aseveró que "nos queda el partido en Corrientes, allí la historia será distinta".
"Nos faltó acertar en el arco, creamos varias situaciones en la primera mitad, pero no tuvimos finos en la definición", sostuvo Lucas Mondragón a la hora de dejar su opinión de lo que fue la primera final.
A su vez, Pablo Suárez, el director técnico, manifestó que "no está definido nada, tenemos que jugar el partido revancha en Corrientes; creo que demostramos que le podemos jugar de igual a igual a este equipo", enfatizó el "Flaco" a los medios presentes en la cancha reconquistense.
En otro pasaje de sus conceptos, el entrenador manifestó: "Hicimos las cosas como lo planificamos, ellos jugaron de la manera que nosotros esperábamos, y una distracción nuestra nos costó el partido".
Acerca de lo que mostró Curupay en Reconquista, afirmó que "hicimos un muy buen primer tiempo. Salimos a presionar al rival y le creamos varias situaciones, nos faltó poder meterla en el arco, pero así es el fútbol".

JUAN RIOS URQUIDIZ Y LUCAS MONDRAGON
En la intimidad los futbolistas y el cuerpo técnico de Curupay, pese a la derrota del domingo en Reconquista, confían en que en Corrientes van a revertir el rumbo de esta final y conseguir un ascenso al torneo Argentino B. Así lo expresaron el arquero Juan Ríos Urquidiz y el goleador “maderero” Lucas Mondragón tras caer 1-0 ante Adelante en la final de ida de la Región IV del torneo del Interior.
“Yo no estoy dolido ni nada de eso, al contrario, siento que jugando así en Corrientes lo damos vuelta”, expresó Ríos Urquidiz, que acerca del único gol del partido, relató: “el 8 de ellos (Cristian Pividori) llegó con pelota dominada y me amago. Me comí el amague y definió bien”.
Según el “Juanchy”, en un partido equilibrado, fallaron en la definición. “Pecamos en eso de no convertir cuando las ocasiones se presentaron y ellos cuando tuvieron una clara fueron precisos y ahí estuvo la gran diferencia”, resumió el arquero, que anticipó: “en Corrientes 11 contra 11 vamos a dar vuelta el partido. Esa es la plena convicción que tenemos todos en Curupay”.
El goleador del equipo, Mondragón, al respecto, agregó: “perdimos pero creo que tanto mis compañeros como yo estamos con la mente tranquila porque se jugó bien y creo que era para cualquiera de los dos”.
El porteño resumió: “les tocó a ellos tener esa posibilidad y no la desaprovecharon. Nunca hubo una gran diferencia entre los dos equipos. Los dos jugamos a ganar y los dos jugamos al fútbol, así que nos vamos conformes a pesar de haber perdido porque es mínima la diferencia y pienso que lo vamos a dar vuelta”, expresó.
En cuanto a los goles que deben convertir en la revancha para dar vuelta la serie, Mondragón sostuvo que “en Corrientes tenemos que secar la pólvora porque en Reconquista estaba mojada”.
De cara a la revancha el atacante subrayó: “creo que allá tenemos que ser más agresivos, ya conocemos quienes manejan los hilos en su equipo, tenemos que ir a presionarlos, respirarles en la nuca, no darles libertad, eso nos les gusta, ahí se van a poner nerviosos, hay que sacarlos de su juego. Y nosotros ser más punzantes, atacar desde el vamos, buscar el gol, y que no solo ‘Sidra’ (Diego Monzón) o yo podamos convertir, sino que lleguen todos los que puedan, volantes, defensores, todos tienen posibilidades y no hay que ser egoístas”, remarcó.
Según Mondragón: “es muy grande para nosotros este momento y no lo debemos desaprovechar. Repito quien haga los goles no importa. Lo que sirve es ganar, ser campeones y ascender, que para eso luchamos tanto”.

El juego limpio y la cancha
Tanto Ríos Urquidiz como Mondragón resaltaron la nobleza con que se jugó la primera final, a puro “fair play”, sin pierna fuerte ni mala intención.
“Me llamó la atención la limpieza conque juegan los santafesinos. Van fuerte, como se juega el fútbol, pero en forma leal. Y eso me produjó una buena impresión. No salen a golpear porque están jugando como locales. Nunca fueron a golpear a un compañero con el pie lanzado con mala intención. En una final me extrañó eso”, resumió el arquero.
A su vez el delantero sostuvo: “vinimos a plantearle un juego cara a cara y así fue como salió, un partidazo jugado con todo, pero sin mala intención, y eso es bueno destacar”.
En cuanto a la cancha, al campo de juego, ambos coincidieron que el estado del terreno de Libertad, con algunos desniveles e imperfecciones, puede ser beneficioso para Curupay.
Si bien ambos equipos pregonan jugar con la pelota a ras del piso, el goleador explicó que “acá en Reconquista la cancha es plana y no tiene los desniveles con que se van a encontrar allá. Ellos están acostumbrados, entrenan acá todos los días, y entonces se arriesgan a salir tocando desde atrás. Entonces habrá que estar atentos al pique de la pelota allá en Libertad, porque el menor error de ellos lo tenemos que saber aprovechar”.
En la misma sintonía el arquero resumió: “los dos jugamos pero su cancha esta mejor y la nuestra es más complicada, tenemos que aprovechar eso también”, concluyó.

LOS DUEÑOS DE CASA
En el vestuario del local la alegría por el triunfo se exteriorizó en la mayoría de los integrantes del plantel.
El autor del gol, Cristian Pividori, acerca de su conquista graficó que "fue una jugada donde Sandoval (César) coloca la pelota en cortada, y yo pude eludir al arquero y definir de zurda", para señalar luego que "me sentí con confianza porque era lo queríamos conseguir; ganar de local siempre es importante". Sobre Curupay, destacó que "es un buen equipo, están bien armaditos, y nos costó superarlos en el desarrollo del partido".
A su turno, el golero, Adrián Otto, fue claro al señalar lo difícil que resultó el rival en la primera final, ya que "se nos hizo difícil conocer a este equipo que salió a presionar, y nos animamos en el segundo tiempo. Hay que trabajar durante la semana e ir allá y no cometer los errores, tratar de mantener el arco en cero. Creo que es un buen triunfo".
Uno de los dos clubes obtendrá el logro más importante en su vida institucional y deportiva. La región Litoral espera conocer quiénes serán los nuevos clubes que ocuparán los lugares de los descendidos, Comunicaciones (Mercedes), Deportivo Mandiyú y Las Heras (Concordia).
Fuente: El libertador

No hay comentarios: