10 sept. 2012

AMENAZARON DE MUERTE A LA PRESIDENTA DEL CLUB VILLA RAQUEL

Se trata de Rosana Fernández quien está al frente de la institución desde hace más de cinco meses. Radicó una denuncia y permanece con custodia policial. Desde la comisión directiva de Villa Raquel afirman que el padre de dos jugadores del Club Amistad exhibió un arma de fuego y amenazó con matarlos a todos.


La presidente del Club Atlético Villa Raquel denunció haber sido amenazada de muerte tras los incidentes ocurridos el sábado a la tarde en la cancha de Libertad donde hubo tres heridos.
Se trata de Rosana Fernández que se encuentra con custodia policial.
La mujer que está al frente de la institución desde el 22 de febrero decidió radicar una denuncia penal en contra de un hombre de apellido Segovia, que según le informaron le mandó a decir que “en el club van a caer todos y la primera que va a morir será la presidente”.
En comunicado que acercaron a esta redacción, la comisión directiva de Villa Raquel expresó su total repudio a los hechos de violencia que se generaron a partir de un enfrentamiento entre jugadores e hinchas de los equipos La Amistad y Villa Raquel.

“Queremos expresar nuestro mas enérgico rechazo a toda manifestación de violencia en todas sus expresiones dentro de un campo de fútbol o en cualquier ámbito de la vida”
En el escrito también explican que, “es inoportuno informar a todos, que en la tarde del sábado posterior a la suspensión del encuentro entre La Amistad y Villa Raquel, se presentaron en la esquina de las calles Reconquista y Pitágoras del barrio Villa Raquel dos automóviles de los cuales descendieron dos hombres: ellos eran “Tony” Torales y Juan Carlos Segovia ( padre de dos jugadores de La Amistad), los cuales profirieron amenazas contras las personas allí presentes y en contra de la presidente del club Villa Raquel, Rosana Fernández. Incluso uno de ellos portando un arma de fuego, por lo cual se radicó la denuncia correspondiente en la Comisaría Octava. “Esto tuvo un rápido eco, ya que la Policía destacó una guardia personal que ofició de custodia en el domicilio de Fernández”.
La comisión directiva de la institución que preside la señora Fernández además destacó el trabajo de los policías apostados en la cancha de Libertad. “Realizaron una idónea y correcta labor, ya que realizaron el cacheo correspondiente a toda persona que ingresó al estadio como ser; jugadores, cuerpo técnico y simpatizantes de ambas instituciones. Por lo tanto, es casi imposible que alguien ingrese con algún tipo de arma ya sea de fuego o blanca.
En diálogo con el Litoral Fernández manifestó tener miedo por todo lo acontecido. “Existe una rivalidad entre los clubes, pero llegar a esta instancia, de una amenaza de muerte, es muy grave lo que está pasando. Encima no lo conozco al señor Segovia”, dijo la mujer que por el momento permanece con custodia policial.
Cabe recordar que el episodio de violencia ocurrió el sábado pasadas las 16 en cancha de Libertad, lugar donde Villa Raquel y La Amistad disputaban una nueva fecha de la Primera División A de la Liga Correntina de Fútbol. En lo futbolístico el equipo visitante vencía a Villa Raquel por 2 goles contra 1. La hinchada local, ubicada detrás del arco que era controlado por el arquero de La Amistad comenzó a insultarlo, como también a los demás jugadores.
A los 42 minutos del primer tiempo se desató la locura. Primeramente fue expulsado el mediocampista Alfredo Gutiérrez, quien le asestó una trompada a Alexis Urbina, de Villa Raquel. La acción puso en furia a casi 120 simpatizantes de Villa Raquel, quienes entraron al campo de juego tras romper el portón de contención y el alambrado.
La refriega incluyó golpes de puño, patadas y todo tipo de agresiones entre hinchas y futbolistas de ambos clubes. En el incidente, el jugador de La Amistad, Facundo Salinas, sufrió la pérdida de varios dientes producto de los golpes sufridos, otros fueron heridos en la cabeza. Para frenar la locura los 10 policías reprimieron con balas de goma y los agresores se dispersaron.
Algunos de los heridos fueron trasladados al Hospital Escuela.
El Litoral

No hay comentarios: