12 mar. 2012

TEXTIL SE TRAJO 3 PUNTOS DE POSADAS Y RESPIRA

El Algodonero consiguió una victoria más que importante ayer en suelo misionero. Ganaba 2-0, se lo empató el local, y en el último minuto de juego estableció la diferencia. Sumó valiosas unidades, pero aún sigue en zona descenso.

Textil Mandiyú se trajo ayer un triunfo más que importante desde Misiones en sus aspiraciones de mantenerse en el torneo Argentino B. El Algodonero superó por 3-2, en un partido cambiante, a Jorge Gibson Brown de Posadas en el marco de la 23ª fecha del certamen.
Los goles del partido fueron anotados por José Méndez Rojas, Hugo Troche y Francisco Riedmaier para Textil, mientras que para el local convirtió en dos oportunidades Julio Cáceres.
Pese a que no dejó con esta victoria la zona de descenso directo, el elenco de Néstor Jarque pudo plasmar en el resultado algo que venía insinuando ya desde el partido ante San Martín de Formosa, supremacía sobre el rival, pero suerte esquiva en el resultado.
Lo hecho ayer por el Albo no distó demasiado de lo que fueron las dos derrotas como local, la última ante Chaco For Ever, en la que dominó al rival e incluso estuvo en ventaja en el marcador, pero penó luego con un resultado adverso ante el mínimo intento de su rival.
Ayer, en el reducto de Villa Urquiza, Textil se puso en ventaja a los 19 minutos de la etapa inicial en los pies de Méndez Rojas. A poco más de 10 minutos de haber abierto el marcador, Troche estiró la ventaja para el conjunto correntino que parecía dejaría los sinsabores para de una vez por todas comenzar a sumar puntos que los saquen de zona de descenso. Con el resultado a favor y siendo mucho más que su rival en el campo de juego se cerró la primera mitad.
En el complemento, el conjunto local cambió su actitud mezquina y acorraló al Algodonero en su área. Tanto fue el asedio de Brown que en los primeros minutos puso las cosas 2-2, con ambos goles marcados por Julio Cáceres.
Todo era desconcierto en el equipo de Jarque, porque nuevamente era protagonista en el campo pero se quedaba con las manos casi vacías.
El partido se moría y en una de las tantas pelotas que cayeron en el área de Brown, en el último minuto de juego, Francisco Riedmaier logró “puntear” el balón y mandarlo al fondo del arco local. Fue victoria, desahogo, oxígeno e ilusión para un equipo que viene mereciendo mejor suerte y que ahora debe pensar en repetir la victoria para dejar la zona de descenso. El próximo escollo en la lucha de Textil será de local ante Sportivo Patria de Formosa, en la fecha 25, ya que el Albo tendrá libre en la 24ª. 
La Republica

No hay comentarios: