6 mar. 2012

HURACAN SE HIZO DE LOCAL EN CORRIENTES


El “aurirrojo” volvió a jugar mal y fue superado claramente por el Globo. Sessa, la figura de la cancha, lo salvó de una derrota por amplias cifras. Expulsaron a Baroni.
 En otra preocupante actuación, Boca Unidos cayó derrotado incuestionablemente como local por Huracán, que lo venció por 2 a 1, en el encuentro que cerró anoche en el estadio del Barrio Berón de Astrada, la disputa de la vigésimo tercera fecha del torneo de fútbol de la Primera B Nacional.
Por más que intentó, el equipo correntino volvió a fracasar en la generación de juego, a tal punto que se repitió en centros imprecisos, por lo que careció también de peso ofensivo, y a partir del segundo gol de la visita, se regaló defensivamente, dando todo tipo de ventajas que no pudieron ser aprovechadas por el rival, surgiendo nuevamente la gran figura del “Gato” Sessa, que salvó a su equipo de una goleada.
De entrada Boca Unidos tuvo problemas para manejar la pelota, a lo que sumó inconvenientes para contener en mitad de cancha. Como viene ocurriendo últimamente, el local volvió a equivocarse en el traslado, y defensivamente no supo como tomar la marca de López, que le ganó las espaldas a Babak, haciendo daño también el tándem Tavio-Yacuzzi, que superaron en el mano a mano a Devalis González.
Huracán fue más en ese lapso, y lo demostró llegando con peligro y claridad al arco de Sessa.
Por dos veces Cámpora, desaprovechó sendas oportunidades al rematar débil al arco desde buena posición, y seguidamente el árbitro le anuló una conquista de Ló-pez, tras asistencia de cabeza del goleador, por posición adelantada.
Justo cuando Boca Unidos comenzó a amigarse con la pelota, llegó el gol del Globo. Tras un corner desde la derecha del ataque, Battaglia se anticipó en el primer palo a Lagrutta, punteando el balón, que ingresó junto al vertical izquierdo de Sessa.
El partido se emparejó, para caer por unos minutos en un pozo, porque el local quería y no podía, y el visitante se mostraba más que conforme con el resultado parcial.
Sin embargo, Boca Unidos llegó a la igualdad luego de que Hernán González se interpusiera a una arremetida de Núñez en el área con la pierna levantada.
El delantero se arrojó al piso, y el árbitro compró sancionando la pena máxima, en una jugada muy discutida, que el goleador de Boca Unidos se encargó de facturar desde los once metros.
La primera mitad se fue con Huracán dejando una mejor imagen, por simpleza táctica y practicidad ofensiva.Ni bien arrancó el complemento, el Globo pegó.
Un desborde de Yacuzzi por izquierda derivó en un centro bajo que López la acarició con la parte interna de su pie zurdo para cruzarla, dando la pelota en la base del poste izquierdo para atravesar lentamente la meta correntina, marcando el segundo de la visita.
El gol motivó a Huracán y desordenó a Boca Unidos, que en su afán por ir a buscar el empate se equivocó seguido en mitad de la cancha, quedando mal parado y a merced de la visita, que encontró un escollo inexpugnable en Sessa, además de la falta de pericia para liquidar el partido, y algunos fallos dudosos de González a instancia de su asistente, que anuló dos conquistas por posición adelantada a Huracán.
Mientras la visita desaprovechó una tras otras las oportunidades, Boca Unidos se repitió en ofensiva con pelotazos frontales, demasiados anunciados, que le resultaron cómodo para despejar a los centrales “quemeros”. A pesar de esto, el equipo de la ribera tuvo su chance, cuando un pelotazo cruzado encontró ingresando por derecha a Ríos, - suplantó a Lagrutta -, quien definió ante el achique de Calviño, pero tuvo la mala fortuna que el palo devolvió el remate, sacando luego un defensor sobre la línea.
Fue prácticamente la única acción de riesgo que generó Boca Unidos en el segundo tiempo, muy poco para un equipo que juega ante su público y quiere seguir prendido arriba, aunque por los resultados recogidos en los últimos encuentros, donde mermó considerablemente su rendimiento, va quedando cada vez más relegado en el torneo.
El Litoral

No hay comentarios: