13 feb. 2012

BOCA UNIDOS NO PUDO CON EL CERVECERO

Quilmes le ganó por primera vez a Boca Unidos en cuatro partidos. El anterior en Buenos Aires había sido empate, y los dos jugados en Corrientes, triunfos del equipo de la ribera. River Plate le ganó a Chacarita 2 a 0 y es uno de los punteros del Nacional junto con Instituto de Cordoba y Rosario Central.
 Gimnasia de La Plata le ganó en el norte a Atletico Tucuman 2 a 0 con goles de Alejandro Capurro y De Blassis, el lobo se acerca de a poco.



Boca Unidos no pudo repetir lo hecho una semana atrás en Mendoza, y esta vez se quedó con las manos vacías, al caer anoche aquí ante Quilmes por 2 a 1, en uno de los encuentros más sobresalientes de los jugados en la jornada dominguera por la vigésima fecha del torneo de fútbol de la Primera B Nacional.
El partido comenzó con todo, Quilmes yendo a buscar el partido, manejando la pelota con lo que proponía Caneo, y originando peligro a través de Cauteruccio y Telechea arriba, y Boca Unidos contestando con su juego de pelota al piso, a un toque, donde se destacaba el trabajo de Fioretto en mitad de cancha, y la movilidad de Núñez.
Las primeras dos llegadas fueron para el local, primero a través de una buena triangulación en tres cuartos de cancha que no alcanzó por poco Cauteruccio, y tras el corner un anticipo ofensivo de Telechea entrando por el centro del área, cuyo cabezaso cruzado fue enviado al corner por Baroni.
Boca Unidos no se quedó con los brazos cruzados. Una habilitación de Fioretto encontró a Danelón ingresando por derecha, quien la bajó atrás de cabeza para la entrada en la medialuna de Núñez, quien le dio de derecha como venía, remate que encontró bien ubicado a Trípodi, que contuvo en dos tiempos.
El encuentro no daba respiros. Un centro de Cauteruccio que rebotó en Babak por poco se le mete contra el primer palo a Sessa, y luego un cabezaso de Telechea fue devuelto por el arquero visitante, quedando la pelota boyando, hasta que el platense la pudo encontrar nuevamente.
El “laboratorio” de Lombardi comenzaba a generar un dolor de cabeza para el fondo de Boca Unidos en cada pelota parada. Fue así que llegó un tiro de esquina que Mandarino anticipó de cabeza ingresando por el primer palo para enviar la pelota contra el vertical izquierdo de Sessa, poniendo el 1 a 0.
El golpe pegó duro en el “aurirrojo”, que a partir de ahí perdió las marcas y fue dominado casi a voluntad por el “cervecero”, al que le faltó los cinco para el peso cada vez que llegó con peligro al área visitante.
La única aproximación de Boca Unidos fue un remate desde afuera del área de Baroni, adelantado, que el golero quilmeño contuvo contra su palo derecho, mientras que en el arco de enfrente Sessa le tapó un mano a mano a Cauteruccio, y después entre el uruguayo y Telechea volvieron a despilfarrar sendas chances para aumentar.


Ya sobre el final, en una jugada de contraataque, Pérez se la llevó en velocidad, pero adelantó un tanto el balón, que al trabar rebotó en Mandarino para volver a quedarle al “Patito”, que habilitó profundo a Lagrutta, quien metió un centro al área chica para que Núñez, de palomita, fusile de cabeza a Trípodi y establezca el empate.
El comienzo del segundo tiempo no difirió mucho de lo que se vio en los últimos veinte minutos del complemento. Quilmes siguió manteniendo la iniciativa y llegando con peligro al arco correntino. Así, un remate de zurda fue a parar en la parte exterior de la red, y un centro que Baroni rechazó cortó fue tomado por el goleador del fin de semana pasada, pero el “Gato” tapó con lo justo al corner.
Una vez más el equipo correntino mostraba grietas en su funcionamiento, que no podían ser aprovechadas del todo por el local, hasta que Telechea encaró de derecha hacia el centro, llevando la marca de Baroni, ingresando por el centro Cauteruccio, en posición dudosa, que recibió de Caneo y definió por abajo ante la salida de Sessa.
Para colmo, a los pocos minutos Núñez, que estuvo en duda para éste encuentro, salió lesionado, y el panorama se complicó más aún para los correntinos, que fueron a buscar el descuento pero carecían de profundidad, dejando peligrosos huecos en el fondo para la contra del local.
No obstante, el equipo de la dupla contó con dos oportunidades claras para igualar a través de un remate de Pérez, ingresando al área, que fue tapado con rebote por Trípodi, y un centro al corazón del área no pudo ser cabeceado correctamente por Visconti, apareciendo el “uno” local para aventar el peligro.
Con Fioretto como estandarte, el “aurirrojo” fue empujando a partir de la media hora al local, que se refugió en su campo buscando aprovechar la contra, pero abusó de los centros frontales al área buscando la cabeza de Visconti.
La tuvo Caneo, de buen partido, pero su tiro libre pasó a centímetros del vertical derecho de Sessa, que sólo alcanzó a mirar cómo se salvaba su arco, mientras que del otro lado, Toia hacía la vista gorda ante los descarados empujones de los centrales locales en el área a Visconti, llegando tras un tiro libre de Fioretto el final del partido.
Fue derrota al fin de los correntinos, que mostraron esta vez más voluntad que fútbol, sucumbiendo ante un Quilmes que hizo los méritos necesarios para quedarse con los tres puntos. La revancha será el domingo próximo, cuando reciba a Deportivo Merlo en el estadio de Huracán Corrientes, aunque sin Núñez, González y Donatti, quienes llegaron al límite de tarjetas amarillas.

RIVER PLATE UNO DE LOS TRES PUNTEROS DEL NACIONAL
River contó con la suerte y la actitud que no había tenido en otros cotejos y venció ayer a Chacarita por 2 a 0, en un encuentro por la vigésima fecha de Primera B Nacional, y alcanzó a Instituto de Córdoba y Rosario Central en la punta.
Ayer, el conjunto “millonario” se impuso con los goles de Damián Toledo, en contra de su valla, a los 33 minutos y Lucas Ocampos, a los 40, ambos en el primer tiempo.
River trató de encontrar el protagonismo del juego, en especial con el “Chori” Domínguez y Carlos Sánchez, pero no pudo encontrar los espacios y el uruguayo tuvo una oportunidad, pero su remate se fue alto.
La presión de Chacarita, esperando mucho en su campo, hizo que River, modificara parte de su libreto y en lugar de Sánchez fue el impetuoso juvenil Ocampos el que comandó las acciones.
Nada lo hacía prever pero River abrió el marcador: un centro de Cavenaghi -casi sin trascendencia- fue despejado por Pena, pero el balón rebotó en Toledo y terminó en el fondo del arco.
A los 38 Cavenaghi generó una nueva opción de gol, esta vez por la derecha y Tauber controló en dos tiempos, pero dos minutos más tarde llegó la perla de la tarde, cuando Ocampos escapó por derecha y sacó un excelente remate que se coló junto al ángulo superior izquierdo de Tauber.
Para el complemento River siguió siendo el protagonista, y a los 10 Sánchez encabezó un ataque, cedió para el “Chori” Domínguez, pero el remate del habilidoso jugador remató desviado.
El equipo de De la Riva intentó apretar en el mediocampo, sin embargo dejó muchos huecos en las espaldas de Dolci y Rossi, algo que supo aprovechar Domínguez para intentar llevar peligro hasta el arco de Tauber.
Los últimos minutos del partido sirvieron para poder ver en acción -poca es cierto- a David Trezeguet en su debut oficial y una discusión entre Domínguez y Cavenaghi.


RESULTADOS
HURACAN 0-0 INSTITUTO
INDEPENDIENTE RIVADAVIA 3-1 ALMIRANTE BROWN
ROSARIO CENTRAL 3-2 DEFENSA Y JUSTICIA
CHACARITA JUNIORS 0-2 RIVER PLATE
FERRO CARRIL OESTE 1-0 GIMNASIA (JUJUY)
DEPORTIVO MERLO 2-1 GUILLERMO BROWN
ALDOSIVI 3-0 ATLANTA
PATRONATO 2-3 DESAMPARADOS
QUILMES AC 2-1 BOCA UNIDOS
ATLETICO TUCUMAN 0-2 GIMNASIA Y ESGRIMA LP

No hay comentarios: