5 feb. 2012

BOCA ARRANCÓ CON TODO EN MENDOZA

De visitante venció anoche a Sportivo Independiente Rivadavia de Mendoza por 3 a 1. El equipo correntino comenzó con el pie derecho el año en la B Nacional. 

El regreso de de Boca Unidos a la competencia no podía ser mejor. Logró una clara victoria en Mendoza donde superó a Independiente Rivadavia 3 a 1 en el adelanto de la 19º fecha de la Primera B Nacional.
El equipo de la ribera pegó primero y dejó sin respuestas al rival que terminó con nueve hombres por las expulsiones de Lima y De Miranda.
Las actuaciones de Alejandro Donatti mostrando firmeza en defensa, el debutante Patricio Pérez junto al goleador Cristian Núñez fueron las notas salientes de un equipo que logró sumar tres puntos para escalar a la tercera posición cuando todavía queda por jugarse el resto de la fecha.
La única jugada de riesgo del mendocino fue a los 16’ del PT con un gran remate de Martín Gómez que reventó el poste izquierdo de Sessa, después no tuvo ideas y sucumbió sin pena ni gloria.
A los 34’ apareció Cristian Núñez para enmudecer a todo el estadio cuando anotó el primer gol tras un tiro libre de César González que pegó en la barrera. Pérez le dio como venía, hubo otro rebote y allí llegó el “Negro” Núñez que no perdonó.
Lejos de conformarse con la apertura del marcador, Boca Unidos siguió apostando al ataque y a los 40 minutos volvió a marcar, nuevamente a través del chaqueño Núñez.
El delantero aguantó el balón y de espaldas tocó para Pérez. Este llegó al fondo y su centro fue conectado de palomita por Nuñez. Sobre el final del período Visconti le quitó la posibilidad al “Negro” para que anote el tercero de su cuenta personal.
Con la intención de dar vuelta la historia, el entrenador del conjunto mendocino mandó al campo de juego a Velazquez y Quiroga. Fue un acierto de Zapata porque Independiente se adelantó en el terreno y comenzó a complicar a la defensa correntina.

A los 25 minutos achicó la diferencia. Pelota alta puesta al segundo palo por Ojeda y Velazquez apareció por detrás de todos para meter el frentazo y dejar sin chances a Sessa.
La dupla Marini - Medero también tuvo que recurrir al banco de relevos para recuperar el protagonismo perdido. Con las variantes se hizo firme atrás pero esperó con paciencia para sacar los contragolpes.
Fioretto anotó un golazo, desde la mitad de la cancha para establecer el marcador final. Tras un mal despeje del arquero Ayala, el volante recibió la pelota en la mitad de la cancha y desde unos 60 metros le pegó con justeza para marcar con el arco vacío.
Fue una gran victoria de Boca Unidos que por ahora solamente es superado por Instituto y River, y levanta la moral para comenzar la segunda rueda, el próximo domingo, nuevamente como visitante, cuando enfrente a Quilmes.

No hay comentarios: