26 dic. 2011

TEXTIL MANDIYÚ Y UN CIERRE PARA EL OLVIDO

El Albo cumplió otro año de desilusiones, ahora potenciadas por el derrumbe de un proyecto que se rotuló desde el vamos como “ascenso directo”. La contracara, los equipos que dieron continuidad a procesos hoy están arriba.

Con el cierre de la primera parte de la temporada en el Torneo Argentino B, el balance, al menos para los equipos que conforman la zona 6, pareciera que le da la derecha a aquellos que apostaron a mantener la base de jugadores de la temporada pasada.

Así lo refleja la tabla de posiciones, donde equipos como Chaco For Ever, Guaraní Antonio Franco y Sportivo Patria aparecen entre los punteros separados solo por dos puntos entre sí, y un Sarmiento, como único de ese lote, haciendo su regreso a la categoría y habiendo logrado un proceso de menor a mayor en el primer semestre.

Lo cierto es que chaqueños, misioneros y formoseños encararon la temporada 2011-2012 con jugadores que cumplieron un proceso previo en cada equipo y los resultados están a la vista. Este análisis no hace más que dejar en evidencia que el proyecto Textil Mandiyú no fue más que una mera “utopía”, incorporando una veintena de jugadores de renombre y un nuevo técnico que decepcionaron desde el vamos. No solo los resultados dejan en evidencia que la “aventura del ascenso” con hombres de trayectoria y pergaminos de todos los colores para el Algodonero fue un total fracaso, sino que además da sustento a lo que seis meses atrás había pedido el ex y actual técnico Daniel Cravero, jugar con hombres de la zona y conocidos.

“Estoy podrido de jugar el Argentino B, por eso traemos a estos jugadores y a este técnico”, fue la frase con la que el presidente algodonero, Jorge Abib, echó a rodar el proyecto de ascenso para Textil.

Hoy, con los resultados sobre la mesa, está visto que los nombres no garantizan los resultados, mientras que los proyectos, o al menos la continuidad de un proceso, sí. Así es para For Ever, que peleó el ascenso al Argentino A la pasada temporada y hoy es puntero; Guaraní, que hizo una gran campaña 2010-2011 y la volvió a repetir con altibajos en esta edición, y el propio Sportivo Patria, que con un plantel prácticamente idéntico vuelve a dar batalla.

En el fondo de la tabla de la zona 6 aparece el Textil de los Mauro Velárdez, Cristian Girard, Aldo Jamud y tantos otros jugadores con vasta trayectoria en el torneo Argentino A. La idea del ascenso con ese equipo no se plasmó en los resultados, y otra vez, ya a mitad de torneo y con la suerte casi echada, el manotazo de ahogado trajo de vuelta a hombres ya conocidos e incluso al mismo técnico que meses atrás había condicionado su continuidad a que le mantuvieran la base del plantel con el que terminó jugando.

Lo que viene tampoco es promisorio, y no por cuestiones ligadas a lo deportivo, sino más bien por cuestiones que hacen pensar que el ya endeble proyecto pende de un hilo y puede desmoronarse en cualquier momento. A esta altura, a poco menos de tres semanas para que la pretemporada de inicio, Daniel Cravero no sabe con qué elementos contará allá por el 5 de enero para encarar la segunda parte del torneo.

Los objetivos cambiaron ahora para Textil: lejos de la lucha por los puestos de vanguardia, deberá ahora buscar en lo que resta del torneo sumar la mayor cantidad de puntos para salvar la categoría. Claro, será, según lo dejó entrever el propio técnico algodonero, con jugadores de su paladar, conocidos ya en la zona, y con los que había pedido seis meses atrás comenzar la temporada.


Autor: La República

No hay comentarios: