23 dic. 2011

OTRA DESPROLIJIDAD DE LA LIGA CORRENTINA DE FÚTBOL

 Una verdadera verguenza, cuando el agresor de un club debe recibir la sanción apenas le dan dos años, y le dan ventaja al club para que siga el partido donde Corrientes FC puso todo para pelear y llegar a la primera mas lo perjudican. En lo personal, a Rivadavia debian sancionarlo y darles por perdido el encuentro, las agresiones siguen y los directivos liguistas, el "Tribunal de Penas" van de mal en peor, no tiene ideas ni criterio.
 Es ridiculo que sigan los 6' en vez de terminar en 2 a 2 si realmente quieren perjudicar a Corrientes, o veneficiar a Rivadavia, no hace falta disimular dandoles el tiempo para completar un encuentro que debio suspenderse... Para colmo no informan si se suspende, si se juega, hasta cuando hay que esperar?.
 VERGUENZA...

Una más y van... Como no podía ser de otra manera, la Liga Correntina de Fútbol cerró el calendario de la actividad local con otra actitud desprolija, en la que nuevamente queda en evidencia la falta de criterio para la organización de los encuentros.
En la jornada de ayer, tal como se había anunciado, el consejo directivo liguista había determinado la disputa de los últimos seis minutos de juego entre los equipos de Rivadavia y Corrientes Fútbol Club, partido válido por la promoción A-B. Cabe recordar que dicho encuentro había sido suspendido luego de la agresión física de un jugador de Rivadavia al árbitro de ese encuentro, Federico Encina.
Lo cierto es que los escuetos seis minutos de dicho partido finalmente no se jugaron, sin que esto haya sido comunicado por la Liga Correntina.
Distintas versiones se manejaron con respecto a los motivos de la suspensión de dicho encuentro, tales como la ausencia del árbitro Encinas para dirigir y hasta la presentación de un recurso por parte del club Corrientes F.C. que aún no fue analizado por las autoridades liguistas.
En lo que respecta a la ausencia del juez, se manejó la posibilidad de que este haya presentado un certificado aduciendo su imposibilidad de dirigir el encuentro por problemas de índole laboral. Otra de las alternativas fue que el réferi habría manifestado problemas físicos que le imposibilitaban dirigir el encuentro.
Finalmente, la versión que toma mayor fuerza es la que indica que la presentación hecha por el club Corrientes F.C., una reconsideración del fallo que obligaba a disputar los últimos minutos del partido ante Rivadavia, no pudo ser evaluada ya que las autoridades del tribunal ya están de feria por que la solicitud no pudo ser evaluada. Lo cierto es que el partido no se jugó, por un motivo que se desconoce, y por un decisión tomada puertas abiertas. Pero en la Libertad, hubo fútbol igual porque, ante la “ausencia” del partido, la cancha fue alquilada.
La Republica

No hay comentarios: