10 may. 2011

BOCA NO PUDO CON EL LIDER DEL ASCENSO

Fue finalmente derrota por la mínima diferencia ante el sólido puntero, Atlético Rafaela, pero no hubiese estado mal si el resultado terminaba en ta-blas, porque Boca Unidos fue un equipo más ambicioso en el segundo tiempo y generó varias situaciones para igualar el juego, y cuando lo hizo se encontró con una bandera mal levantada de Scime que le privó el empate a Correa.


El partido que cerró la trigésimo segunda fecha del torneo de la Primera B Nacional de fútbol, tuvo al visitante mejor plantado en el comienzo, pero Boca Unidos terminó dando una mejor imagen sobre el final, cuando fue a “matar o morir” en busca de la igualdad.
De entrada sorprendió la “crema” a través de Federico González en dos oportunidades. Primero, una mala salida de Donatti derivó en la rápida habilitación para el delantero, que quiso sorprender a Nereo, pero con muy mala puntería. Al minuto la defensa se durmió en un lateral, y el once se perfiló rematando de zurda a las manos de Nereo.
Boca Unidos pudo salir de la presión, y llegó a inquietar con un tiro libre que Sara llegó a despejar justo con los puños, cuando entraban habilitados cuatro jugadores locales, y en la siguiente, Núñez probó desde afuera, levantando el remate.
Parecía que el local podía comenzar a alejar el peligro de su arco, pero en su afán por buscar acercarse a Sara, volvió a descuidarse atrás y Rafaela comenzó a coquetear con el gol.
Un tiro de esquina desde la izquierda fue desviado de cabeza por Zbrun y Cáceres entrando por el segundo palo la empujó a la red, jugada que fue invalidada por el árbitro por infracción del primero.
Un ataque de Boca Unidos derivó en una contra encabezada por González – una verdadera pesadilla para el fondo correntino, Babak falló en la intercepción, y el delantero quedó mano a mano con Nereo, cruzando el zurdazo que se fue cerca del vertical izquierdo.
En otro corner, esta vez por la derecha, llegó la apertura del marcador, funcionando a la perfección el “laboratorio” de Trullet. Carignano la peinó en el primer palo y González entrando por el medio la empujó al gol.
El “aurirrojo” intentó una reacción, pero sólo tuvo aproximaciones a Sara, salvo el gol anulado por posición adelantada a Cristian Núñez, luego de un centro de César González que el “negro” definió impecablemente de “palomita”, y una excelente habilitación de Núñez a Correa que el asistente Barbieri se equivoca al marcar off side, en una jugada que podía arrimar mucho peligro para el arco rafaelino, ya que el volante iba a quedar mano a mano con Sa-ra.
Amén del sorpresivo cambio de arquero en Rafaela (luego informaron que al “1” le bajó la presión), el segundo tiempo comenzó con emociones. Al minuto Castro exigió a Nereo con un remate desde afuera del área, y del otro lado, un tiro de esquina alcanzó a desviar de cabeza Núñez, saliendo su disparo desviado.
Rafaela daba muestras de su peso ofensivo con un remate de Juárez que pasó cerca y una entrada de González que elevó el disparo.
Una mala salida de Nereo casi le cuesta el segundo a Boca Unidos. Castro tomó el despeje y remató suave, por arriba de Fernández, aunque desviado.
El ingreso de Piris por Cardozo le dio mayor poder ofensivo a un Boca Unidos dispuesto a salir a empatar o morir en el intento. Un tiro libre bien ejecutado por González, por arriba de la barrera, se fue muy cerca del travesaño, y un remate pifiado de Piris derivó en Correa, quien ajustició a De Giorgi con disparo bajo, pero esta vez el asistente, Scime, anuló la conquista por una posición adelantada que no existió.
Carignano casi liquida el partido con un zurdazo que rechazó Nereo, y en la salida, Boca Unidos casi encuentra el empate, con un centro de Piris que alcanza a desviar Núñez, y Visconti eleva el ca-bezazo por arriba del travesaño, muy cerca de la línea de gol.
Ya abandonando la intención de llegar por abajo, y jugándose a un cabezazo salvador, entró Tonelotto por Babak. En los últimos minutos Boca Unidos se abalanzó sobre el arco visitante, y dos veces Visconti, y en la restante Piris estuvieron muy cerca de anotar el empate, en lo que hubiese sido un resultado quizás más justo, por el empuje, las ganas y la energía puestas por el local para ir a buscar la igualdad.
El puntero, que amplió su ventaja en la tabla, terminó defendiendo con nueve jugadores en su área, aferrándose a los tres puntos y al sueño del ascenso, que está cada vez más cerca.
El Litoral

No hay comentarios: