8 sept. 2010

MANDIYÚ NO PUDO DE LOCAL

En su partido inaugural, Textil Mandiyú igualó sin goles frente a Guaraní Antonio Franco de Posadas, ayer, en el estadio de Huracán Corrientes, por la primera fecha de la edición 2010-2011.


La carta de presentación terminó siendo auspiciosa. El equipo de Alfredo Villegas exhibió buenos indicios respecto de su funcionamiento y, aunque falló en la resolución, la sensación generalizada es de prosperidad.

El elenco algodonero supo ser dominador del juego en su propia casa. Controló e impuso su modo; profundizando las bandas, pasando constantemente sus laterales y alternando los puntas. Al sentir el desgaste, los misioneros tomaron el protagonismo y llevaron cierto peligro en situaciones aisladas.

Si bien el rendimiento en su conjunto fue bastante parejo, Alejandro Toledo y Leandro Altamirano, sostuvieron un buen nivel a lo largo de los 90 minutos.

La multitud que acompañó a los albos en su partido debut despidió a los suyos con aplausos, reconociendole méritos en su primera producción pese a no lograr los primeros tres puntos de local.



Albo dominador, se

queda sin Herrera



Guaraní se lanzó intimidante desde su primera acción. Martinengo, con espacios, encara sobre la izquierda a Herrera, quien se desparrama en el piso y toca el balón con la mano dentro del área. Sosa omite el penal y sanciona la acción fuera del cuadrante, amonestando al jugador correntino. El defensor en diferentes situaciones estuvo falto de velocidad y penosamente a los 24’ debió retirarse en camilla del campo con una seria lesión en su rodilla derecha. El DT lo saludó al dolorido zaguero con un abrazo antes de su salida a vestuarios. Diego Valenzuela (marcador central) ingresó sobre el costado derecho y Esteban Valenzuela al centro.

Vidal tomó el primer tiro libre contra el área misionera buscando a Toledo, quien logró peinar el balón pero en posición adelantada.

El equipo de Castillo parecía no encontrarle la vuelta a un adversario que estaba rápido, jugaba a un toque, y desbordaba las bandas.

Vidal el eje y sus laderos de apoyo, González y Vallejos, se ofrecían como alternativas. Altamirano “limpiaba” el camino. Adelante Toledo para aguantarla y desnivelar sobre los costados. Julio García, impecable físicamente, llegó siempre al fondo y buscó a un compañero en el área.

Pasando los 20’, Vallejos mete el balón para la típica diagonal al rectángulo mayor de Fernando González. El volante peina hacia a un costado para Toledo y Ponzio se anticipa al ingreso del “9”.

Otra vez un tiro libre en los pies de Vidal que alcanza el “hijo del Comisario” arriba, llegando sobre el primer poste, pero el arquero del franjeado responde seguro abajo. A los 42’, el ex Boca Juniors recibe en el borde del área y en una baldosa logra darse vuelta para disparar cerca del ángulo.

El registro de acciones de GAF al cabo de la primera parte, casi nulo. Salvo, a los 35’, Bianchini junta varias marcas sobre la derecha y rompe con un pase al centro para la entrada de López García. En soledad, el delantero cruza la bola al segundo palo para Andrusyzsyn pero Esteban Valenzuela llega oportunamente al cierre, disipando el peligro.



Cambió de aire y

acarició el triunfo

sobre el final



Los albos lograron sostener el ritmo hasta los primeros 25 de la parte complementaria. Vidal aprovechó un rechazo corto de la defensa de Guaraní y encabezó un primer ataque. El santiagueño abre la acción para Toledo, con la opción de Vallejos como siguiente pase sobre el ala izquierda. Sin embargo, “goloso” el goleador prueba de afuera y Ponzio se queda con el remate.

Dos minutos más tarde, González juega con largo con García quien logra sacar el centro largo al segundo palo. Vallejos llegó a la zona de gol pero el pique le quedó muy alto y el volante no pudo definir cómodo.

Cuando el dueño de casa bajó la merma, Guaraní pudo respirar y adelantarse algunos metros. El ingreso de Marcio Barrios le significó un buen aporte en ataque e incluso tuvo su chance encontrando una pelota en el área tras un tiro libre de Villalba pero su definición salió por encima del travesaño. Otro recambio como Walter Romero también le dio una oportunidad clara al visitante. En un contragolpe, el delantero asiste a Silva, quien logra filtrarse por el centro de la defensa algodonera, pero su definición salió forzosa y Moscatelli detuvo su intención.

Villegas notó el cambio de intensidad en su equipo y decidió cambiar el aire. Aspítia y Miérez devolvieron el ritmo de arranque al equipo y los últimos minutos fueron para acorralar a la visita.

Miérez apretó a De los Santos en la salida y Altamirano recoge unos buenos metros con cancha despejada. El mediocampista elige el disparo cuando Toledo y González llegaban en mejor posición.

Más adelante, paciente Aspítia descubre a Vallejos sólo sobre la izquierda. “Lelo” se toma un tiempo en acomodarse y un defensor alcanza a interceptar su fuerte zurdazo. La última la desperdició Miérez. Aspítia lo encuentra con un pase largo y el atacante, sobre un costado del arco y casi sin ángulo, intenta meterla al primer palo cuando la jugada pedía centro atrás.

Hubo apresuramiento en la definición, probablemente, producto del nerviosismo que provoca el estreno en casa. La exigencia en Corrientes siempre serán los tres puntos. Villegas deberá ajustar algunas “clavijas” para su próxima visita a Patria, pero este funcionamiento de Textil Mandiyú no deja de ser alentador.


El Litoral.com

No hay comentarios: