15 ago. 2010

LOS AMIGOS SE MIDEN EN CORRIENTES

EL TECNICO DECANO Y EL DE BOCA UNIDOS SE CONOCEN DESDE HACE MAS DE 30 AÑOS.

"No, por ahora no apostamos nada", sentenció Enrique Hrabina. "Lo espero. Cuando esté por aquí seguro que hablaremos", destacó Juan Amador Sánchez, técnico de Boca Unidos. Amigos desde hace más de 30 años y compañeros de trabajo durante más de cuatro temporadas, los entrenadores se cruzarán en serio. Ocuparán bancos diferentes en ese pequeño infierno que es el estadio de Huracán, en Corrientes.

En sus tiempos de futbolistas compartieron vestuario en Boca, y como entrenadores formaron una dupla durante varios años. Además de llevar a Almagro a Primera en 2004, rubricaron una épica campaña al comando de Guaraní, de Paraguay, puesto que mantuvieron un invicto de 18 fechas, salieron subcampeones y conquistaron la clasificación a la Copa Sudamericana.

"Fueron años maravillosos. En Almagro hicimos un gran trabajo, pero lo de Paraguay fue estupendo. Hasta querían que fuéramos técnicos de la Selección", relató entusiasmado Hrabina. "Durante todo ese tiempo vivimos momentos inolvidables. En Paraguay hasta compartimos la vivienda. Nos divertíamos muchísimo y trabajábamos como locos", agregó el técnico de los correntinos.

Será el segundo choque entre los miembros de la ex dupla. La última fue hace dos años, cuando Hrabina dirigía a Los Andes y Sánchez a Almagro. Terminó en empate. "No es ningún partido especial. Los dos queremos ganar como sea, pero yo tengo más ganas", bromeó el entrenador "decano". "¿Tan confiado está? Ya vamos a ver qué pasa aquí", retrucó Sánchez, matándose de risa.

Cara a cara

Ambos se conocen de memoria. Saben cuáles son las virtudes y los defectos de los equipos que dirigen. "Boca no es un equipo que se caracterice por jugar con la pelota por el piso. Le gusta tirar muchos centros porque cuenta con un delantero muy peligroso como AldoVisconti. Además tiene un plantel armado con hombres de mucho oficio. Pero Atlético también tiene lo suyo", comentó Hrabina.

"¿Atlético? Es un equipo agresivo. En el debut terminó ganando sobre la hora, pero si el resultado era tres o cuatro a cero nadie podía haber dicho nada. No me preocupa algo en particular, sino todo lo del rival, puesto que se armaron para ascender", analizó Sánchez.

La cancha de Huracán será el escenario del duelo de amigos. En ese estadio Boca sufrió sólo dos derrotas a lo largo de los 19 encuentros que disputó durante la temporada pasada. "La presión del público es importante; es un reducto difícil. El domingo debutaremos en casa y ojalá que esa tendencia siga manteniéndose este año", se ilusionó Sánchez.
Hrabina, mucho más cauto, aclaró que está pendiente de todo. "Sabemos que es una cancha complicada por sus dimensiones, y además no está en buen estado -sostuvo-. Averiguaremos bien porque no queremos llevarnos sorpresas de ningún tipo".

Más allá de un partido
"El resultado de un partido de fútbol no me hará cambiar la relación que mantengo con Juan", anticipó Hrabina. El técnico de los "decanos" confirmó que se mantiene en permanente contacto con su colega. "Hablamos y nos colaboramos mutuamente con todo tipo de cosas -sostuvo-. La amistad es muy fuerte".

Un enfrentamiento especial
"Independientemente de que en el otro banco estará Quique, será la primera vez que enfrentaré a Atlético. No lo hice como jugador ni como técnico. Allí me trataron muy bien", explicó Sánchez. El DT de Boca Unidos explicó que con sólo ver la camiseta del "decano" afloran los recuerdos. "Es un club grande en serio", enfatizó.

No hay comentarios: